PERDERLE EL MIEDO AL FESTIVAL

Aclamadas. Itinerantes. Irresistibles. Así se definen las películas que trae el Festival de Cine de Lima en su 22° edición. El Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Perú reafirma su compromiso con la cultura haciéndose cargo durante nueve días de la fiesta del cine.

PERDERLE EL MIEDO AL FESTIVAL

Escribe Paloma Gamarra

“Mira con libertad” nos dice el equipo del Festival de Cine de Lima y pone ante su público, del 3 al 11 de agosto, más de 400 proyecciones entre largometrajes, mediometrajes, cortos y documentales. Su recién designado director, Marco Mühletaler (también director del Centro Cultural PUCP), no quiere dejar caer el nivel del festival ni la estima de los cinéfilos. Además, asegura tener la tarea de acortar las distancias para el público que disfruta de las películas pero que no ha sabido llegar a ellos.

“Este no es un festival para conocedores, es un festival que invita a todo el público a acercarse y dejarse llevar por las maravillosas historias que estas películas cuentan”. La intención de Mühletaler con el festival es que se convierta en un espacio de difusión y conversación. “No es solo ir a ver una película, es, como su nombre lo dice, una fiesta, la fiesta del cine”, o como él lo llama: “pensar el cine en términos de experiencias”.

Mühletaler habla de aclarar el panorama, allanar el camino para que el público se acerque a la cultura, trabajando sobre todo en la definición de las secciones en las que se divide el festival. “Las aclamadas”, por ejemplo, sección que trae películas destacadas a lo largo del año en diversos festivales; “Búsquedas”, que recoge películas en las que prevalece el uso de nuevos recursos narrativos; “Las irresistibles”, conformada por de espectro más variado, incluso familiares; “50 años no son nada”, con filmes como “El bebé de Rosemary” o “2001: Una odisea en el espacio”, entre otras.

El esfuerzo de esta edición también se ha centrado en la propuesta de difusión. “El festival busca llegar de manera más sencilla, más abierta. Estamos trabajando en la multiplicidad de plataformas”, continúa, entusiasmado, Mühletaler y asegura que, para ello, ponen a disposición del público una App con trailers, calendarios, y demás beneficios. Además, la inauguración y clausura podrán verse a través de la señal de TV Perú. La muestra itinerante se trasmitirá en simultáneo en Lima, Ayacucho y Ucayali, y hasta llegará a centros penitenciarios, centros comunales, y sus proyecciones estarán en 97 provincias.

El toque final lo da la incorporación al equipo del reconocido cineasta Josué Méndez, de quien Mühletaler solo puede expresarse con afecto, pues afirma que sus trabajos han sido mutuamente estimulantes. “Contar con Josué, con su ojo, sus sueños y con su agudeza es lo que nos ha ayudado a terminar de darle forma a este festival”.

A OJO DE BUEN CINÉFILO

Ambas cintas se estrenan en la Competencia Ficción.

Josué Méndez ha sido parte del comité del festival por siete años, pero este es el primero siendo la mano derecha de Mühletaler como director artístico. En este nuevo rol, el cineasta plasma toda su experiencia e instinto para actuar, junto con su equipo, como curador en algo que él coloquialmente llama “soplarse todas las pelas”, pero que se refleja, finalmente, en la variada y meticulosa programación que nos ofrece el festival este año.

Méndez cree que el festival debe ser una ventana para los proyectos audiovisuales, pero enfatiza en que debe serlo aún más para los cineastas peruanos y siendo el año con más producciones en el país, esto se nota en segmentos como “Hecho en el Perú” y “Tierra en trance”.

Más de la mitad de películas peruanas presentadas serán de estreno. De estas, cuatro van a la categoría Competencia Ficción: “Todos somos marineros” de Miguel Ángel Moulet, “Los helechos” de Antolín Prieto, “Mataindios” de Óscar Sánchez y Robert Julca, y “Casos complejos” de Omar Forero. Mientras que en la sección Documental estarán “Volverte a ver” de Judith Vélez y “La búsqueda” de Mariano Agudo.

La nueva película de Aldo Miyashiro.

La sección Hecho en el Perú también tiene seis proyectos de estreno: “Sangra. Grita. Late!” de Aldo Miyashiro, “Vientos del sur” de Franco García, “Frontera azul” de Jorge Carmona, “La hija del maestro puente” de Matthew Leahy y Elisa Stone Leahy, “Prueba de fondo” de Óscar Bermeo Ocaña y Christian Acuña Santiago y, finalmente, “Las hijas de Nantu” de Willy Guevara.

Méndez cuenta que son meses y meses de seguimiento no solo a los proyectos en competencia, sino a cada una de las películas repartidas en las distintas secciones, pero sostiene que por mucho que el gusto personal esté presente, no debe interponerse a los objetivos que hay detrás del festival.

“Este no es mi festival, ni el festival del comité; está todo pensado en el público. Es importante que las películas nos generen algo a todos, que tengan un efecto permanente en quien las ve. Películas que muerdan, que tengan ese impacto duradero, no de las que ves y te olvidas al día siguiente, sino de las que te persiguen. Esas son las películas que intentamos tener en el festival”.

TIERRA DE TODOS
Aunque el nombre diga “de Lima”, el cine existe más allá de esta ciudad. Y esta es precisamente la premisa con la que se crea la sección Tierra en Trance, que conecta el cine de regiones con Lima y de Lima al mundo.

“El cine que se produce en regiones es realmente un fenómeno que trasciende lo cinematográfico, es un fenómeno cultural, de distribución, en fin, un fenómeno en muchos sentidos. Nos parecía importante crear un espacio no solo para apreciarlo sino también para discutirlo”, comenta Méndez sobre el debut de este apartado, conformado por las siguientes cintas: “El hijo del viento”, del cusqueño Flaviano Quispe; “Yawar Wanka” de Jacqueline Riveros Matos, representando a Huancayo; “Chicama”, del chiclayano Omar Forero; “Cable a tierra” y “Bajo la influencia”, ambas de la arequipeña Karina Cáceres; la aclamada puneña “Wiñaypacha” de Óscar Catacora; por Ayacucho va “Bullying maldito”, de Mélinton Eusebio; y “El rincón de los inocentes” del recientemente fallecido Palito Ortega.

La historia de tres marineros que viven en un buque pesquero varado en el Callao.

Así, la sección Tierra en Trance también propone que el público tenga posibilidad de conversar con los cineastas para dialogar sobre las vicisitudes que implica realizar labores cinematográficas desde las ciudades no capitalinas para guardar testimonio de cómo funciona la industria en otras realidades. Por ello, para terminar de darle forma, Méndez sumo al crítico de cine Emilio Bustamante, autor –entre otros títulos- del libro “Las miradas múltiples. El cine regional peruano”.

Concluye Méndez que “el objetivo es ir dedicando esa sección a distintos aspectos del cine regional, un año por ejemplo que sea una muestra solo de cine cusqueño o solo cine amazónico”, y que la acogida que espera tenga esta sección sirva para consolidarla en el festival, pero sobre todo porque este cine también merece ser visto y reconocido.

– – – – –

 Foto de portada: Paloma Gamarra.

3 Respuestas

  1. Pingback : Pequeños héroes - ¡Mucha Mierda! - Recomendador de teatro y cine peruano, teatro y cine peruano, teatro peruano, cine peruano, análisis teatral, cinematográfica peruana.

Deja una Comentario